viernes, 20 de febrero de 2015

 
El forrado de escaleras es un sistema que permite embellecer nuestra casa sin apenas obras. Antiguamente se usaba demoler y poner pavimento nuevo. Gracias a los suelos laminados se puede llevar a cabo la labor de cambiar de aspecto tu vivienda sin que apenas coja altura debido a que puedes conjugarlo con el suelo de toda la vivienda. Y hasta hace poco tiempo a la hora de forrar una escalera quedaban salientes debido al mamperlán que se usaba para rematar huella y contra huella. No obstante  hay un sistema mas revolucionario que consiste en doblar el mismo suelo laminado que usas para toda la vivienda y de esta manera queda uniforme y sin esos tropiezos que eran tan comunes y que ahora podemos eliminar gracias a este sistema novedoso que permite hacer de la huella y contrahuella una misma pieza rematada también en la testa si fuera necesario , con el mismo suelo laminado.